Consumo

12 Consejos Financieros para INVERTIR EN BOLSA para NOVATOS

Hoy te queremos dar algunos consejos financieros para invertir en bolsa para que empieces con buen pie. Quizás ya te hayas animado a invertir en bolsa, pero empezar a formar tu propia cartera de valores puede ser desmotivante ya que invertir en Bolsa es algo que no nos suelen enseñar (ni siquiera en la mayoría de grados universitarios de Economía y Empresa). La adversión al riesgo es el principal motivo por el cual la gente teme a la bolsa, pero en consejos10.com hemos querido escribir sobre estos doce pasos con los que podrás evitar grandes errores y empezar a invertir con buen pie.

  1. Ahorra Antes de invertir.

Necesitarás disponer de dinero (obvio). No empieces a invertir a menos de que dispongas una fuente estable de ingresos, como un trabajo o las rentas de un alquiler,  y un fondo de seguridad que te permita sobrevivir entre seis y doce meses en caso de que perdieras esa fuente estable de ingresos. Este fondo de seguridad debería ser mayor contra más inestables sean las fuentes de ingresos (trabajo temporal, etc.).Aprender cómo ahorrar y controlar el gasto es un requisito fundamental. Los beneficios obtenidos por tus inversiones no deben ir destinados a cubrir lujos, sino para reinvertirlos o asignarlos al fondo de seguridad.

  1. Lee

Como en cualquier iniciación, necesitarás un concepto básico de lo que es la bolsa, qué significa invertir y cómo valorar acciones. Consigue algunos libros básicos de inversión en bolsa y tómate tu tiempo para aprender. Una vez sepas cómo funciona la bolsa, el siguiente concepto al que deberías dirigirte es al “Value investing” para aprender a comprar acciones a un precio bajo según el análisis fundamental.

En esta sección podrás encontrar algunos de los que considero los mejores libros para aprender a invertir en bolsa que no deberías ignorar si quieres empezar con buen pie. También podrías considerar visitar esta web en la que encontrarás multitud de recursos para aprender.

  1. Piensa

Warren Buffett dice que después de pensar, pienses de nuevo. Si no tienes suficientes razones sobre la mesa para comprar una acción, entonces no la compres. Parece una obviedad, pero te sorprenderías de la gente que sólo invierte siguiendo los consejos de gurús de la bolsa que no tienen ni pies ni cabeza.

  1. Practica

Intenta practicar en simuladores de bolsa 

antes de invertir con tu dinero real. Registra tus resultados siguiendo la fecha de las negociaciones, número de acciones, precios, beneficios o pérdidas, comisiones e impuestos. También sirve de ayuda escribir las razones de cada decisión de compraventa.

Calcula tu beneficio neto o pérdida menos las comisiones e impuestos durante un periodo (1 año o más) y compáralo con los resultados de un índice como el IBEX 35. No comiences a invertir con tu dinero real hasta que te sientas cómodo para poder hacerlo.

  1. Contrata un broker

Un broker no es más que un intermediario entre el inversor y la bolsa, sin él no podrás hacer compraventa de acciones. Un broker cobrará por sus servicios con diferentes comisiones como la de compraventa, custodia de valores o reparto de dividendos.

Algunos aplican comisiones de compraventa muy superiores al resto pero no aplican el resto de comisiones, otros pueden cobrarte pequeñas comisiones de compraventa pero te aplican comisiones altísimas por custodiar cada uno de tus valores. Esto hace que cada bróker sirva para una estrategia distinta.

Para la inversión en bolsa (largo plazo) las comisiones de compraventa no son tan importantes, lo que debería primar es que no nos apliquen comisiones por custodia de valores o reparto de dividendos.

  1. Forma una pequeña cartera de valores

Los Blue chip son acciones de empresas de diferentes sectores (diversificación) caracterizadas por su calidad, seguridad y habilidad para generar beneficio en buenos y malos momentos. Tu prioridad debería ser la de escoger aquellas acciones de compañías con beneficios crecientes, que paguen al menos un 3% en dividendos y estos a su vez hayan sido constantes o crecientes, y un bajo endeudamiento.

El IBEX 35 es el índice que recoge la mayoría de las acciones Blue chip en el mercado español. Algunas de las que históricamente se han considerado como tal son Telefónica, Banco Santander, BBVA, Iberdrola, etc.

Si comienzas con una pequeña cantidad de dinero en bolsa, no es necesario que repartas todo el dinero en diferentes empresas a fin de diversificar, ya que las comisiones bajarán mucho la rentabilidad. Es mejor hacer una compra principal en una empresa que muchas compras pequeñas e ir destinando ahorros futuros a otras acciones sin reinvertir en la primera hasta tener una cartera diversificada. Si vas a invertir a largo plazo, hay tiempo para la diversificación.

  1. Manténlas durante algún tiempo

Al menos 5-10 años, preferiblemente toda la vida. Evita la tentación de vender cuando el mercado está pasando por una mala racha. Por otra parte, evita también vender si tienes beneficios aunque estos sean muy grandes. Mientras los fundamentales de la empresa sean buenos, no vendas. Sin embargo, tiene sentido vender si las acciones se aprecian de forma desproporcional a su valor real o si sus fundamentales han cambiado drástica mente desde la compra (una empresa que se endeuda demasiado, deja de tener beneficios, etc.).

  1. Aguanta con las ganadoras y no cambies a las perdedoras sin un buen motivo.

Peter Lynch dijo que si tienes un jardín y cada día riegas los hierbajos y recoges las flores, acabarás teniendo sólo hierbajos. No se mejorarán los resultados regando los hierbajos.

  1. Evita hacerle demasiado caso a los consejos de compra o venta.

Haz tu propia investigación y no te centres demasiado en consejos sobre qué acciones comprar por muy profesionales que parezcan. Muchos de ellos trabajan en su propio interés e intentan que el mercado se mueva en la dirección que ellos quieren para realizar justo lo contrario (que caigan las acciones para comprar o que suban para vender).

Si vas a invertir en el largo plazo, céntrate en él y no te distraigas con altibajos en el corto plazo del mercado.

  1. Haz siempre compras de forma sistemática

La frase “compra barato y vende caro” es una frase muy escuchada pero muy difícil de cumplir. Es un requisito indispensable para los traders (corto plazo) pero no para el Buy & Hold (largo plazo). Asigna un porcentaje de tus ahorros a comprar acciones de forma regular.

Recuerda que las caídas bursátiles no son un drama, pues si sólo has destinado a bolsa el dinero que no necesitarás en el corto plazo sólo significará que estás ante una gran oportunidad de compra. El mercado bursátil siempre se ha recuperado, incluso en el famoso Crack de 1929.

  1. Considera vender porciones de tus acciones si se aprecian demasiado

En relación al punto 7, si una acción se aprecia entre un 50% y un 300% con relación a su calidad, deberías considerar vender y destinar ese dinero en comprar acciones más baratas en ese momento. Piensa, además, que si el precio de una acción se dispara, ésta quedará sobre ponderada en nuestra cartera. Si vendemos algunas de esas acciones, podríamos utilizar las plusvalías para comprar otras empresas. Ejemplo:

Compramos acciones de la empresa A, B, C, D, E a un precio de 1 euro cada una. Cada una formará el 20% de nuestra cartera. Si las acciones de la empresa A suben a 6, la ponderación de la empresa A pasaría a ser del 60% y el resto del 10%.

Si vendiéramos un 40% de la empresa A obtendríamos 4 euros que podríamos destinar a comprar una acción de B, C, D, E y todas volverían a ponderar al 20% de nuevo.

  1. Continúa aprendiendo.

Nunca dejes de leer tantos libros y artículos escritos por expertos como sea posible, o incluso recurrir a foros para ver las opiniones y decisiones de otros inversores. Es importante que recuerdes cómo tomar la decisión más inteligente a la hora de invertir en bolsa, e incluso cuando no hagas la decisión más inteligente, deberías aprender a superar el impacto de una pérdida en el caso de que esto pase.

En Consejos10 te damos consejos sobre finanzas e información asequible para todos aquellos que quieren mejorar su educación financiera y buscan mejorar la rentabilidad de sus ahorros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *