Recetas

¡9 consejos para preparar una buena pizza casera!

¡Nada mejor que una buena pizza para compartir con amigos, familiares o comer solo frente a una buena película!

Sin embargo, este placentero placer culinario no es tan fácil de cocinar como crees, especialmente cuando se trata de cocinar. No más pasta blanda, queso goteante y condimento quemado, para convertirse en un profesional de la pizza, ¡siga estos 9 consejos para hacer una buena pizza casera!

Contrariamente a la creencia popular, la pizza no es una mala comida, ¡todo depende de lo que le pongas!

La masa en sí misma es solo un tipo de pan y la salsa de tomate obviamente no daña el cuerpo. ¡Entonces el día de la pizza es todos los días!

1. Elige la harina adecuada

¡Lo primero que debes saber para hacer una deliciosa pizza es cómo elegir una harina adecuada!

Por supuesto, también puede comprar una masa preparada, pero el resultado no será el mismo.

La pizza necesita harina rica en gluten para crecer adecuadamente. ¡La solución más simple es una harina de trigo T45, disponible en cualquier supermercado!

En esta categoría, la harina de Manitoba es la favorita de los amantes de la pizza. Los profesionales de la pizza usan harina tipo 00, que es mucho más difícil (pero no imposible) de encontrar en las tiendas.

pixabay

2. Use una escalera

Si la masa no está bien equilibrada, la pizza nunca alcanzará su ideal. Para dosificar los ingredientes, use una balanza en lugar de una cuchara dosificadora, ¡mucho menos precisa!

El agua, la sal, el aceite y la levadura deben dosificarse cuidadosamente.

La receta de la masa dependerá del tipo de masa que desee crear, una decisión importante que debe tomar desde el principio: ¿una masa napolitana fina o densa y nutritiva?

3. Amasar bien

Al amasar la masa, el gluten es el vínculo necesario para una buena pizza. Amasar a mano siguiendo las acciones de los profesionales.

Forme la bola de masa, luego estírela en el fondo del tazón apretándola con el puño, antes de girar los bordes para recrear la bola y comenzar de nuevo.

¡Cansé los brazos, pero la masa debe durar cinco buenos minutos para ser efectiva! Si es posible, deje reposar la masa en el refrigerador durante unas horas.

A menudo se dice que la masa de una buena pizza se prepara por la mañana para la noche.

pixabay

4. Corre a mano

Descansar la masa hace que la visualización sea mucho más fácil.

Los profesionales de la pizza nunca usan un rodillo. En las pizzerías, por el contrario, las verás estirar y amasar la masa directamente con las manos, ¡porque es la mejor técnica para una pizza sabrosa!

Estirar la masa masajeando desde el centro hasta los bordes para formar un círculo o un cuadrado.

No hay problema, la forma de la pizza no tiene influencia en el sabor. Por el contrario, ¡una pizza ligeramente distorsionada parece aún más auténtica!

5. Limite el llenado

Puede ser tentador intentar inventar coberturas locas, pero las mejores pizzas son siempre las más simples.

Además de una buena salsa de tomate, trate de limitarse a tres ingredientes que se complementan bien, por ejemplo, mozzarella, alcachofas, aceitunas negras. O chorizo, brócoli, queso cheddar.

¡No es necesario hacer un relleno espeso y esponjoso para obtener una comida deliciosa!

pixabay

6. No te olvides de ajo y hierbas.

En los hornos de pizza profesionales, las pizzas tienen un delicioso sabor ahumado que es difícil de encontrar en los hornos de cocina normales. Afortunadamente, el ajo y el condimento agregan ese toque extra.

Así que no dude en agregar una buena dosis de ajo en salsa de tomate o como guarnición.

Del mismo modo, ¡la sal ahumada o las hierbas provenzales están ahí para llevar su pizza a un nivel profesional!

7. Agregar aceite de oliva

Todos los chefs italianos respetuosos te dirán: nunca olvides el aceite de oliva.

Una vez que la pizza esté terminada, justo antes de ponerla en el horno, agregue una llovizna de aceite de oliva en toda la pizza. Además del aroma, el aceite derretirá el relleno y evitará que el queso se seque en el horno.

Tenga la seguridad de que la pizza no será grasosa, también puede agregar más antes de probarla según el gusto. Un verdadero consejo de chef!

pixabay

8. Incremente la temperatura

En hornos de pizza reales, la temperatura aumenta mucho, a menudo hasta 400 °.

Obviamente, los hornos normales no suben allí, pero no dude en llevar el horno a la temperatura máxima.

Para cocinar bien, la masa de pizza requiere un choque térmico muy alto.

Incluso para la pasta comprada lista para usar, a menudo puede elevar la temperatura en comparación con lo que se anuncia en la etiqueta.

9. Calienta el plato

Una vez más, la masa de pizza necesita un choque térmico para cocinar bien. Al precalentar el horno, deje la parrilla o el plato adentro.

Cuando el horno esté listo, retire la sartén y coloque la pizza directamente encima antes de hornear para crear este famoso choque térmico.

Normalmente, no se necesita papel de hornear para poner pizza en el horno. Sin embargo, si la masa está un poco pegajosa, aún puede frotar el plato con aceite de oliva antes de colocar la pizza.

Esto le permitirá no preocuparse por quitar la pizza después de cocinarla. Listo? Diviértete! (fuente) (fuente)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *